Genoma Humano y Seguro

El Proyecto Genoma Humano ha permitido conocer que ciertas enfermedades están programadas en los genes, de tal modo que con muchas probabilidades el sujeto las padecerá. Desde esta perspectiva, la decodificación del genoma humano abre la puerta a la posibilidad de conocer si una persona es portadora de patologías transmisibles por herencia, de forma tal que se podrá determinar si una persona contraerá, por ejemplo, un cáncer o cualquier otra enfermedad hereditaria.

Si no se sabe cuando podrá desarrollarla, el riesgo como concepto asegurador existe, pues la posibilidad es relativa, en tanto que no habría riesgo, sino certidumbre, si además pudiera determinarse, con mayor o menor aproximación, el momento en que se contraerá la enfermedad.

 Es fácil colegir que este descubrimiento influirá de manera revolucionaria en multitud de facetas de nuestra vida, una de ellas el seguro. Recordemos que según el profesor Sánchez Calero (“Ley de Contrato de Seguro”, Ed. Aranzadi, 2.001) el riesgo consiste en la posibilidad de que ocurra un evento dañoso, siendo esa posibilidad relativa (cuando se sabe que el hecho va a producirse, pero se ignora cuando) o absoluta (la incertidumbre es si el evento se verificará o no). Estando la esencia del seguro anudada al riesgo, es evidente que la situación  afecta a los cimientos mismos de la institución.

Se trata de un panorama inquietante para el seguro de personas. En esta modalidad lo que se aseguran son los riesgos que puedan afectar a la existencia, a la integridad corporal o a la salud, por lo que cobra  especial importancia el deber del tomador, contenido en el art. 10 de la Ley de Contrato de Seguro, de comunicar al asegurador todas las circunstancias que por él conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo. Quiere ello decir que en el futuro, un tomador que se haya realizado el test genético estará obligado a poner en conocimiento del asegurador dicho test. Pero, naturalmente, esta prueba es voluntaria, no estando nadie obligado a realizarla si no  quiere: se trata del derecho a no saber. Y si no se sabe, el elemento aleatorio existe.

Ahora bien,¿podrán las aseguradoras exigir el test genético para suscribir un seguro de vida, del mismo modo que en la actualidad exigen un reconocimiento médico?. La misma voluntariedad a que se hacía referencia en el párrafo anterior nos da la pauta para contestar esta pregunta. ¿Asistiremos entonces al fin del seguro de vida, tal como está concebido en la actualidad?. Otra cuestión es si el test genético, una vez realizado, puede estar a disposición de una aseguradora, a lo que hay que responder negativamente, por tratarse de datos de carácter sensible, protegidos por la legislación de protección de datos personales (derecho a la intimidad genética).

Preguntas que despiertan el interés general y que ya han abierto acalorados debates.  En nuestra opinión, siempre que se mantenga la aleatoriedad como esencia será posible la pervivencia de esta modalidad aseguradora, tan importante como cauce de previsión y ahorro. Bastaría quizá con cambiarla de sitio, si se nos permite el grafismo, desplazarla de sus actuales coordenadas para “recolocarla” en otro lugar. Por ejemplo mediante la exigencia, no de realizar el test genético, sino de suscribir una declaración jurada de que no se ha realizado. Aunque la medida pueda ser de difícil implantación por razones prácticas, no hay duda de que la esencia, o sea, la aleatoriedad, persistiría. Y con ella el seguro.

Autor: Antonio Vicente Albanés Membrillo

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Toda comunicación con BUFETE ALBANÉS & ASOCIADOS por cualquier medio o a través de su dirección de correo electrónico, o de los formularios presentes en este 'web site' o a su 'e-mail', supone el consentimiento expreso para que sus datos personales sean incorporados a ficheros titularidad de BUFETE ALBANÉS & ASOCIADOS, cuya dirección es Avd. General Perón, nº 26 - 3º Dcha., 28020 - MADRID.

Estos datos de carácter personal serán tratados conforme a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

Por tanto, el interesado podrá ejercer derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición con respecto a los datos personales que consten en los expresados ficheros, pudiendo revocar su consentimiento por escrito en cualquier momento.

Para ello lo podrán hacer mediante comunicación escrita dirigida a:

BUFETE ALBANÉS & ASOCIADOS
Avd. General Perón, nº 26 - 3º Dcha.
C.P. 28020
Teléfono: +34 91 555 86 35
Fax: +34 91 556 69 75