Imposición de la Medalla de Honor del Colegio de Abogados de Madrid

Colegiado desde 1975, ya en ese año consiguió una beca para colaborar en el ICAM, entidad en la que ha estado vinculado en diferentes responsabilidades.  La profesión de abogado para Antonio Albanés no tiene secretos. Nuestro interlocutor que este viernes, junto con otros letrados de solera tanto a nivel nacional como de corte internacional, recibirá la Medalla de Honor del Colegio de Abogados de Madrid, compagina ahora las tareas de su despacho profesional, Albanes & Asociados, por el que siempre apostó con la responsabilidad de Secretario General en la Mutualidad de la Abogacía.

“Siempre me ha gustado ejercer y tratar a mis clientes, quizás por eso nunca me planteé irme a una gran estructura legal y sí mantener el despacho”; reconoce cuando hacemos balance de estos cuarenta años de ejercicio profesional.  “Esta es una profesión de confianza que no ha cambiado en esencia su actividad, sí la forma de realizarla. De hecho, las nuevas tecnologías abren un mundo diferente, sobre todo por la inmediatez de las cosas”.

Abogado experto en temas de seguros ha sido de los primeros juristas que se abrió en arbitraje de la mano de Bernardo Cremades, maestro de muchas generaciones. Ahora es árbitro de las principales Cortes Arbitrales a nivel nacional.

Colegiado desde 1975

 “No puedo más que agradecer la llamada recibida de la decana del ICAM, Sonia Gumpert, cuando me comunicó que iba a ser galardonado con la Medalla de Honor del Colegio. Que tus propios compañeros reconozcan tu trayectoria no puede más que llenarte de alegría”, así empieza esta conversación Antonio Albanés con este periodista. Nuestro interlocutor se colegió en enero de 1975 en plena transición democrática. “En aquel año ya gané una beca para colaboradores que el propio Colegio hizo pública de esa convocatoria. Eso me hizo trabajar de forma cercana con Antonio Pedrol, decano y Luis Martí su adjunto”. Dos juristas que también han dejado huella por su trabajo en la entidad colegial.

Albanés ha sido testigo de la creación de la UIBA, entidad que agrupa diversos colegios de abogados de Latinoamérica.  Ahora forma parte de su Secretariado Permanente, una organización que el propio Martí Mingarro lleva con destreza “Creo que a todos nos sorprendió el crecimiento de esta entidad. Lo cierto es que el papel del ICAM ha sido clave en su desarrollo porque ha sabido mantener los nexos de unión entre todos los implicados. Ahora somos órgano consultivo de Naciones Unidas”, apunta.  La propia entidad ha logrado un espaldarazo con la puesta en marcha del  CIAR, Centro Iberoamericano de Arbitraje constituido hace algo más de un año y del que el propio colegio madrileño asume su Secretaria General.

También puede contarnos cómo fue la primera asistencia al detenido, tras la aprobación de la Constitución Española de 1978. “Esta asistencia letrada al detenido era algo muy nuevo en nuestro Derecho. Se formó en el Colegio ese turno y por mi apellido fui de los primeros en realizar dicha guardia. Recuerdo aun que ni los policías ni nosotros los abogados sabíamos lo que teníamos que hacer”, comenta. De ese Turno casi testimonial hemos pasado a otro en el que las carencias son notables a nivel económico y de falta de recursos: “Estuve casi quince años en el Turno de Oficio, sin embargo, los problemas se han agravado. No soy partidario de la profesionalización del servicio y que existan abogados que solo vivan de ello, sé que lo que digo no es políticamente correcto, pero es lo que pienso. Reconozco que viví otra época distinta donde alternaba este servicio con mi trabajo en el despacho”, advierte a este entrevistador. Lo peor que le podría pasar a este servicio es que el Estado asumiera las competencias a través de un cuerpo de abogados específico. “No sería una buena noticia,” señala.

Derecho de la defensa, salvaguardado

Para este experto jurista, al igual que opinan otros colegas suyos, es fundamental que el derecho a la defensa esté salvaguardado. “Con una ley orgánica estaríamos más tranquilos y se evitarían los abusos que existen sobre todo a nivel policial, donde muchas veces los clientes están indefensos. Esa “instrucción” que hace la policía son diligencias muy bien estructuradas, sin embargo le quita al juez instructor una función primordial, sobre todo. Creo que sistema anglosajón sería el que tenemos que adoptar en nuestro país, donde el juez se queda para su función y el fiscal realiza la investigación, pero haría falta una reforma procesal para preservar la independencia del Ministerio fiscal”, señala.

Hablar de Antonio Albanés es hacerlo del arbitraje desde casi sus orígenes en nuestro país. “Al acabar la carrera, entre los cursos de Doctorado, había uno relacionado con el arbitraje que lo dirigía Bernardo Cremades que luego sería mi director de tesis que realicé sobre el Convenio de Nueva York de 1958 y la ejecución de laudos arbitrales. Desde ese momento pensé que esa figura podría tener futuro”. Hoy nuestro entrevistado es uno de los árbitros más reputados del país, no en vano diferentes instituciones arbitrales nacionales cuentan con él en sus listados. “ Un elemento clave del desarrollo del arbitraje es que se permitiera en la ley de 1988,  la aparición de instituciones arbitrales, algunas de las cuales siguen con éxito su actividad “ Con la llegada de la ley del 2003 nos hemos equiparado a lo que es el arbitraje internacional a nivel de normativa UNCITRAL”.

En este escenario, la llegada de Luis Martí, como decano y la nueva Junta de Gobierno del ICAM en aquel momento es la que apuesta por impulsar esa Corte Arbitral en el Colegio que existía, pero de forma incipiente: “Formo parte de esa Junta de Gobierno y se me encomienda la potenciación de la entidad. A lo largo de los años tuvo un desarrollo desigual. Al principio, mucho prestigio porque suponía someterse, en primer lugar al Decano del Colegio de Abogados de Madrid para evitar el pleito, luego se pasa a la entidad arbitral”; afirma.  En esas fechas también se aprueba la creación de la Corte Española de Arbitraje, nuestro país había suscrito el Convenio de Nueva York y eso hizo que la entidad, con el propio Albanés entre sus creadores se pusiera en marcha.  “Aquella fusión entre la Corte del Colegio de Madrid y la de la Cámara de Comercio de Madrid fue un rumor insistente pero nunca cuajó”.

Derecho preventivo, clave

En estos cambios que ha sufrido la abogacía, hay un elemento muy a tener en cuenta como es el concepto de abogacía preventiva. Los abogados piden a sus clientes que contacten con ellos con más margen, de cara a poder resolver esos conflictos que les lleguen.  Hablar de tiempo supone apostar por los métodos extrajudiciales, más agiles sin duda que cualquier pleito. “Con el arbitraje en seis meses uno tiene la solución a una cuestión que le preocupa, sin embargo, me da la sensación que la mediación no va a cuajar tanto como el procedimiento arbitral. Es una opinión personal pero no creo que la mediación vaya a funcionar en nuestro país”, señala.  Sin embargo, a nivel contractual las cláusulas medarb que impulsan primero la mediación antes de acudir a arbitraje si el primero no funciona, es una práctica que se está extendiendo en el mundo de los negocios de manera peculiar.

En esta VIII Edición de Encuentros en Madrid se hablará en la tarde del viernes del concepto de abogado global, diferente del tradicional: “Sobre todo lo que ha cambiado es la forma de realizar nuestro trabajo, no solamente por la globalización que te permite tener pleitos en cualquier lugar del mundo, sino también los medios con los que se trabaja, ahora la tecnología acorta el tiempo y permite la inmediatez que antes no se lograba”, confiesa.  Sobre Lexnet y la digitalización de la justicia es consciente que “se avecina un cambio cultural importante. Nos va a costar adaptarnos al mismo” avisa. Desde la propia tecnología, además surgen nuevas oportunidades para los abogados, tanto en el negocio digital como asesores, como a nivel más especializado en cuestiones relacionadas con la privacidad.

equipo-bufete-albanes

Especialización y trato personalizado.

Albanes &  Asociados es el despacho de nuestro interlocutor prácticamente de toda la vida. Una boutique legal antecesora de otras tantas que conocemos ahora muy centrada en lo que es el derecho de seguros, práctica con pocos especialistas pese a que la relación directa entre ambas disciplinas es evidente. Y un dato que nos aporta, el 60 por ciento de los asuntos de los juzgados tenían que ver con siniestros y compañías aseguradoras: “Pese a los puesto que he desempeñado en la abogacía institucional, nunca he dejado de ejercer. Trabajar de esta manera me ha servido para que los clientes me conocieran personalmente.  Siempre me ha gustado tener un trato directo y personalizado con ellos y veo, con el paso de los años, que realmente les gusta.”, indica.  Ahora cuestiones como la responsabilidad medioambiental o la profesional son cuestiones que su bufete también se ha centrado en estos últimos años.

En el otro lado, las empresas también han mejorado sus asesorías jurídicas. Antonio Albanés tuvo la oportunidad de presidir la Asociación de Abogados de Empresa en el periodo 1994-2000, otro hito interesante en su longeva carrera profesional “Nadie duda que su labor se ha incrementado en el seno de cada entidad aunque para litigar siguen prefiriendo el apoyo del despacho externo más acostumbrado a estar en sala”, comenta.  Cuestión clave es el secreto profesional del abogado inhouse, cuestionado desde Europa desde varios fallos y que no permite a estos profesionales ampararse en esta facultad, clave de la profesión de abogado. “Solución al conflicto no es sencilla, se espera que el nuevo Estatuto General de la Abogacía apoye a estos profesionales”, señala.  El secreto profesional también está cuestionado por las normas antiblanqueo donde el abogado debe colaborar como sujeto obligado con la justicia “una situación también que nos preocupa por la repercusión que pueda tener”.

Sobre el programa de estos VIII Encuentros en Madrid, este jueves empezaron los debates con la relación entre Seguridad y Libertad con la amenaza terrorista muy cerca: “Es fundamental seguir defendiendo los derechos y libertades fundamentales sabiendo que algunas medidas que toman los Estados por seguridad son necesarias. Por eso es fundamental el control judicial en esas actuaciones”; aclara. Otro gran debate tendrá lugar este sábado para analizar la crisis de los refugiados donde los abogados han sido de las primeras voces de apoyo a este colectivo de personas: “El abogado debe ser el abanderado de la defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos. En el caso de los refugiados su derecho de asilo está reconocido a nivel nacional e internacional. Es cierto que el problema es complejo pero es el momento de  actuar. Por las noticias que tenemos, Europa tampoco ha sabido abordar este asunto”. Para nuestro entrevistado que ha estado presente en la mayor parte de estos Encuentros, “son intercambio de experiencias fundamentales entre colegas de otras jurisdicciones en un mundo globalizado como el que estamos”; comenta.

(Fuente original: Law&Trends) Autor: Luisja Sánchez

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Toda comunicación con BUFETE ALBANÉS & ASOCIADOS por cualquier medio o a través de su dirección de correo electrónico, o de los formularios presentes en este 'web site' o a su 'e-mail', supone el consentimiento expreso para que sus datos personales sean incorporados a ficheros titularidad de BUFETE ALBANÉS & ASOCIADOS, cuya dirección es Avd. General Perón, nº 26 - 3º Dcha., 28020 - MADRID.

Estos datos de carácter personal serán tratados conforme a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

Por tanto, el interesado podrá ejercer derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición con respecto a los datos personales que consten en los expresados ficheros, pudiendo revocar su consentimiento por escrito en cualquier momento.

Para ello lo podrán hacer mediante comunicación escrita dirigida a:

BUFETE ALBANÉS & ASOCIADOS
Avd. General Perón, nº 26 - 3º Dcha.
C.P. 28020
Teléfono: +34 91 555 86 35
Fax: +34 91 556 69 75